Opiniones | Opinions | Editoriales | Editorials

Cómo Windows 10 puede darle la vuelta a los problemas de Windows 8

 
Picture of System Administrator
Cómo Windows 10 puede darle la vuelta a los problemas de Windows 8
by System Administrator - Tuesday, 16 June 2015, 8:33 PM
Colaboradores y Partners

Cómo Windows 10 puede darle la vuelta a los problemas de Windows 8

por Steve Damadeo

Es seguro decir que, por cualquier estándar de medida, Windows 8 fracasó. Ahora, Microsoft está tratando de corregir su curso empresarial con nuevas características en Windows 10, incluyendo una mejor integración de la movilidad con los sistemas de escritorio existentes.

Windows 8 introdujo una gran cantidad de ideas nuevas y con visión de futuro, pero también creó un buen lío y confusión para los consumidores y los departamentos de TI empresariales por igual. ¿Era Windows ahora un sistema operativo de toque? ¿Se fue el menú Inicio para siempre? Muchas personas sintieron que el sistema operativo estaba tratando de ser todo para todos y se fue en demasiadas direcciones a la vez.

Con el lanzamiento de Windows 10 Technical Preview, es posible que se esté preguntando: ¿Puede Windows 10 tener éxito en la empresa donde Windows 8 falló? Una comparación de Windows 10 vs. Windows 8 Indica que la respuesta es un rotundo: "Sí puede, y probablemente lo hará”.

Para empezar, vamos a echar un vistazo a algunos problemas de Windows 8: Introdujo una interfaz móvil, táctil en un sistema convencional. Se separó de lo que TI y los usuarios conocían, y el hardware de teléfonos inteligentes y tabletas no estaba listo para aprovechar las características de Windows 8. Además, fue horriblemente comercializado.

Con Windows 10, Microsoft tendrá que reconocer de dónde viene. Eso significa evolucionar sus principales productos en lugar de intentar revolucionar el panorama móvil, mediante la combinación de funciones de movilidad de manera más fluida con su ecosistema de escritorio empresarial existente. Pero para hacer una mella aún más grande en la empresa, Windows 10 tiene que ganarse a más usuarios finales.

Aquí hay cinco cosas que Microsoft necesita hacer para asegurarse de que Windows 10 consigue subir a bordo a muchedumbre de la movilidad empresarial.

Reconocer la identidad base de Microsoft

Microsoft hace la mayor parte de su dinero al proporcionar una enorme cantidad de compatibilidad hacia atrás con programas de escritorio heredados –lo que significa que las empresas aún pueden utilizar sus datos y las interfaces de usuario de los sistemas más antiguos– mientras hace actualizaciones constantes al sistema operativo.

Cuando Microsoft ha tratado de ser visionario, fracasó (piense en Millennium, Vista y Windows 8). Cuando se enfoca en crear mejoras incrementales y ayudar a que la experiencia de usuario de la persona promedio permanezca familiar, ha sido un éxito.

Microsoft tiene que centrarse en la evolución, no en dirigir la revolución de la movilidad. Windows no es un lugar para el liderazgo del pensamiento; es un lugar para proporcionar una experiencia estable y consistente a través de millones de sistemas, y todavía hay un montón de valor en eso.

Apuntar a la audiencia de la empresa

Las corporaciones son lentas en adoptar las nuevas tecnologías. Una de las razones por las cuales  muchas organizaciones no se han estandarizados en Apple es porque no es ni cerca tan versátil como Windows. A pesar de que la compañía ha añadido una variedad de funciones de administración en los últimos años, las empresas han demostrado que no están listas para asumir la uniformidad de Apple en el corto plazo.

Microsoft debería tomar ventaja de esto y apuntar directamente a la empresa y sus usuarios, quienes son responsables de gran parte del flujo de ingresos de Microsoft. Muchos usuarios corporativos tienen computadoras portátiles de Microsoft y dispositivos móviles iOS o Android de Google. Si Microsoft tiene éxito en crear un ecosistema universal de smartphones, tabletas, laptops, computadoras de escritorio y servidores compatibles, será capaz de ofrecer la misma experiencia a través de todos los factores de forma, algo que Apple no puede hacer. Este atractivo podría influir en las organizaciones para dirigir sus presupuestos de hardware de TI hacia la plataforma de Microsoft.

Limpiar la interfaz de usuario

Uno de los mayores problemas de Windows 8 es la interfaz de usuario. ¿Es Metro? ¿Moderno? ¿Azulejos? ¿Cómo exactamente se supone que vamos a llamar a la nueva interfaz de Microsoft? Una cosa es clara: tiene que irse. Y el acto insignificante de conciliación para permitir a los usuarios arrancar los usuarios directamente en el escritorio en Windows 8.1 simplemente no fue suficiente.

Windows 10 es prometedor a este respecto. Microsoft está reintroduciendo el menú Inicio con una vista al menú convencional y a la sección de recuadros. Este cambio a una vista híbrida fue una decisión acertada, especialmente para las personas que cargan varios factores de forma. Ver la misma interfaz en pantallas táctiles y en los modos de ratón y teclado, y tener ambas funcionando bien, será inmensamente útil y cómodo para los usuarios.

Comercializarlo como si no hubiera mañana

Apple es un gran éxito entre los consumidores –y cada vez más en la empresa– en parte porque la empresa es una maestra en la comercialización de sus productos. Microsoft no ha tenido exactamente el mismo éxito con los consumidores. Además, está trabajando desde atrás debido a la mala reputación de Windows 8, y necesitará comercializar Windows 10 desde temprano y con frecuencia. El hecho de que Windows 10 es finalmente un único sistema operativo responsivo para todas las plataformas es un diferenciador potencial en la empresa, y uno que Microsoft debería llevar a casa.

Microsoft también tendrá que convencer a las organizaciones de que entiende los errores que cometió en Windows 8. Guardar el dinero de los apoyos de famosos y centrarse en mostrarle a las empresas por qué vale la pena cambiar a Windows 10. Oh, ¿y mencioné que Microsoft debería impulsar el componente de la actualización gratuita por un año?

Bajar a los dispositivos menos costosos

Microsoft tiene que adjuntar Windows 10 no solo a dispositivos de alta potencia, sino también dispositivos de precios más bajos.

Así como el sistema operativo Windows Phone ha comenzado lentamente a penetrar en el mercado debido a que se integró a dispositivos de bajo precio, así también debería hacerlo  Windows 10. Los consumidores ya no gastarán grandes sumas de dinero en dispositivos de cómputo, menos que sea hecho por Apple. Microsoft tiene que reconocer esta realidad y trabajar con fabricantes de equipos originales para construir dispositivos de bajo costo que se ejecuten en Windows 10, mientras conserva la tableta Surface como su dispositivo de gama alta.

Después de comparar Windows 10 vs. Windows 8, Microsoft tiene un producto mucho más fuerte en su nuevo sistema operativo, y debería aprovechar esta oportunidad como un trampolín para el renacimiento de la marca. Hasta ahora, Windows 10 luce como un paso muy prometedor para Microsoft en tanto intenta restaurar su reputación como un líder empresarial.

 

1173 words