Opiniones | Opinions | Editoriales | Editorials

Por qué personalizar el software ERP es usualmente una mala idea

 
Imagen de System Administrator
Por qué personalizar el software ERP es usualmente una mala idea
de System Administrator - martes, 7 de marzo de 2017, 15:51
Grupo Colaboradores y Partners

Por qué personalizar el software ERP es usualmente una mala idea

por Dave Turbide

Para obtener las funciones y flexibilidad que soporten la ventaja competitiva de su organización, pruebe estas cinco soluciones primero, antes de personalizar el ERP como último recurso.

Cualquier consultor de buena reputación, y cualquier persona con experiencia en el uso o soporte del software ERP empaquetado, puede decirle que la personalización del ERP es una muy mala idea por varias razones.

  • El código personalizado es mucho más costoso de construir y mantener que el software empaquetado.
  • El tiempo de desarrollo requerido retrasa el tiempo al beneficio para los usuarios.
  • A diferencia de las suites de software empaquetadas, el código personalizado solo se ocupará de las necesidades actuales percibidas, sin ninguna funcionalidad adicional para el crecimiento de las necesidades futuras aún no identificadas.
  • Las modificaciones a un sistema empaquetado amenazan la confiabilidad del sistema del proveedor e invalidan cualquier reclamo de integridad y auditabilidad que el proveedor pueda haber proporcionado.
  • Lo más importante es que las modificaciones hacen que el proceso de soporte y actualización sea difícil y costoso.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, ¿por qué las empresas aún persisten en la personalización de sistemas ERP? La respuesta simple es que han determinado que el paquete no satisface sus necesidades, y que estas funciones adicionales o capacidades alteradas son necesarias y justificables en función de los costos.

Teniendo en cuenta la naturaleza altamente competitiva del mercado de software ERP, y las décadas de desarrollo de muchos cientos de proveedores de software, uno podría pensar que toda la funcionalidad posible estaría allí afuera y disponible. Y eso es en gran parte cierto.

El ERP de hoy tiene más funcionalidad y flexibilidad de lo que cualquier empresa podría utilizar. Pero eso, en sí mismo, presenta otro problema. Adaptar el sistema (y modificar esa adaptación a medida que cambian las necesidades) puede ser un reto, pero no es tan difícil ni costoso como las modificaciones personalizadas.

Ahora, como siempre, las empresas deben decidir si necesitan funciones que no son compatibles con el paquete de software tal como se entrega e implementa. La jerarquía de las opciones es la siguiente, en orden de lo menos a lo más costoso y disruptivo.

  1. Utilice las capacidades de adaptación del software para acercarse lo más posible a la funcionalidad necesaria, y rellene la diferencia con cambios de procedimientos (métodos alternativos). Utilice la capacidad integrada del software para admitir campos adicionales, cambios en la pantalla y otras personalizaciones, si es apropiado.
  2. Busque software de terceros que tenga una interfaz (integración) compatible con su ERP.
  3. Busque software de terceros y construya su propia interfaz utilizando herramientas de middleware para permitir el intercambio de información.
  4. Escriba su propia interfaz para "soluciones puntuales" de terceros sin cambiar el código interno, ni del ERP ni del software de complemento.
  5. Escriba código personalizado que proporcione la funcionalidad necesaria fuera del sistema ERP, con interfaces apropiadas entre los dos, preferiblemente utilizando middleware y sin personalizar el código ERP.
  6. Trate la personalización del código ERP como último recurso.

Lo que pierde al personalizar el ERP

La perspectiva de modificar los procesos empresariales para ajustarse al software siempre ha sido controvertida. Las empresas sienten –y con razón, en muchos casos– que sus procesos únicos son elementos esenciales de su éxito y ventaja competitiva. Doblegar esos procesos para ajustarse a las prácticas estándar embebidas en el software empaquetado se ve como comprometer esa ventaja competitiva.

Por otro lado, los procesos y procedimientos incorporados en el software empaquetado a menudo son considerados las mejores prácticas de la industria, por lo que pueden ser mejores, más eficientes o más eficaces que lo que la compañía está haciendo actualmente.

Puede ser difícil distinguir qué manera de hacer las cosas es mejor, especialmente para alguien habituado a los procesos actuales que podría tener dificultades para dar una evaluación objetiva. Una opinión externa, por ejemplo, de un consultor que está familiarizado con su industria, pero que no está obligado con la manera del proveedor de hacer las cosas, puede ser un recurso valioso para hacer esa determinación.

Puede notar que la lista anterior de alternativas no menciona específicamente el uso de hojas de cálculo o software empresarial independiente, incluyendo herramientas de administración de datos como Microsoft Access. Estos deben ser evitados si es posible.

La esencia del ERP es el intercambio de datos y la visibilidad universal. Los sistemas desconectados y las hojas de cálculo están, por naturaleza, fuera del alcance del sistema y no contribuyen a la coordinación y al esfuerzo conjunto para alcanzar los objetivos de la empresa. También implican entradas duplicadas, preocupaciones con la puntualidad de la información y discusiones sin sentido de cuál información es correcta o la más actualizada.

Adaptar, configurar o personalizar el ERP o cualquier producto de software empaquetado es siempre un tema polémico porque hacerlo bien es de importancia crítica para sacar el máximo provecho de su sistema, y apoyar eficazmente las operaciones y el éxito de la empresa.

La evolución del software empaquetado ha proporcionado muchas más alternativas, y capacidades de personalización mucho más amplias (sin modificaciones reales) que nunca, por lo que la personalización del ERP no es tan tentadora como antes. Sin embargo, sigue siendo un problema.

Curiosamente, la tendencia hacia los sistemas basados ​​en la nube –con su reputación de ser más difícil, si no imposible, de modificar– es otro factor que motiva a las organizaciones a silenciar el deseo de personalizar el ERP y otro software empaquetado.

Link: http://searchdatacenter.techtarget.com

917 palabras