Novedades del sitio

"A los dirigentes no les interesa que estudies"

 
Picture of System Administrator
"A los dirigentes no les interesa que estudies"
by System Administrator - Saturday, 6 May 2017, 12:33 PM
Group Colaboradores y Partners

Futbolistas y universitarios: el combo que derriba al mito

 

por L. Carreño | Fuente: http://www.referi.uy

Silva Cerón, Albín, Martín Tejera y Juan Pablo Rodríguez derribaron el mito de que no se puede jugar al fútbol y estudiar

Martín Tejera, a punto de recibirse de ingeniero químico y de alimentos.

"Mis padres siempre me insistieron con el estudio y si quería jugar al fútbol tenía que hacer las dos cosas", cuenta Martín Tejera, arquero nacido en 1991, formado en la cantera de Nacional y que supo integrar la selección juvenil Sub 20.

Después del liceo, la facultad de Ingeniería fue el siguiente paso en su formación académica: "Me gustaba la parte de la Química de Alimentos y me metí en esa área que apunta a los procesos, problemas y soluciones que todos los días atraviesa la industria alimenticia".

En aquel entonces, además de entrenar en Nacional y estudiar en la facultad de Química, Tejera trabajaba en la "Fundación KW", un emprendimiento familiar enfocado a una mejor gestión del conocimiento y al desarrollo de software aplicado al área de la salud y la medicina. "Salía de entrenar y ya me llevaba el bolso con las cosas para la facultad, entonces me iba derecho desde la práctica porque si llegaba a pasar por casa no salía más", explicó.

En 2009, la Fundación comenzó a trabajar con el Instituto Nacional de Oncología y desarrolló un software que permitió mejorar los rendimientos del centro de salud. "Mejoramos la parte de registros médicos en el área oncológica y eso permitió optimizar los resultados y que fuera más sencillo para los usuarios acceder a los datos y fichas médicas", subrayó Tejera.

En 2011, este trabajo llevó a Tejera a ser reconocido internacionalmente y recibir un premio en Estados Unidos de parte de la revista especializada "Computer World".

Sin embargo, se desilusionó cuando no encontró la respuesta que esperaba de parte de los dirigentes de Nacional.

"Antes de irme a Washington a recibir el premio, me reuní con Daniel Enríquez y Ricardo Alarcón, que en ese momento era el presidente de Nacional, para contarles el proyecto y pedirles si me podían ayudar con los U$S1.000 del pasaje. Era la época del slogan 'Cultura Nacional' y me parecía que al club a nivel de marketing le podía servir ya que mal o bien en ese entonces integraba el plantel de primera división. No tuve suerte", le contó Tejera a Referí. Tres años más tarde recibió una llamada por teléfono de parte de Nacional diciéndole que no le renovarían el contrato y quedaría libre.

En 2015, tuvo una mala experiencia en Ecuador jugando para Deportivo Quevedo y decidió volver a Uruguay para enfocarse en su carrera universitaria. Tuvo un intento más por volver al fútbol profesional en Progreso pero una lesión lo obligó a estar varios meses afuera.

De un momento a otro, el futbol pasó a segundo plano y el objetivo se centró en terminar la facultad: "A fin de año defiendo la tesis y espero recibirme de Ingeniero Químico y de Alimentos".

De todas formas, el arquero se saca las ganas jugando los domingos de mañana en la Liga Universitaria con Independiente. "Me tocó estar en la selección de La Liga, nos dirigía Daniel Sánchez y viajamos a varios lados. Es un fútbol sin presión, más sano que el fútbol profesional. Cada tanto extraño lo otro pero por ahora estoy bien así".

Por si fuera poco, Tejera habla inglés de forma fluida y estudió durante dos años chino mandarín. "Inglés me puse a estudiar porque era básico y necesario para mi carrera. Toda la bibliografía que tengo que estudiar está en ese idioma. Con respecto al chino mandarín, lo hice porque es un país que crece cada vez más y ese idioma es el que se habla en dos tercios de la población china", explicó Tejera y detalló que aprender bien el idioma chino "te puede llevar 10 años, la escritura china tiene entre 2000 y 3000 caracteres y la mayoría de la población recién en el liceo alcanza a dominarlo".

Nota completa en: http://www.referi.uy