Novedades del sitio

La tecnología ha creado más trabajos de los que ha destruido, según 140 años de datos

 
Picture of System Administrator
La tecnología ha creado más trabajos de los que ha destruido, según 140 años de datos
by System Administrator - Sunday, 3 December 2017, 3:25 PM
Group Colaboradores y Partners

En 1959 el líder de la Unión Soviética se burlaba de los electrodomésticos, como algo innecesario, hoy son un fenómeno común. (WikiCommons)

La tecnología ha creado más trabajos de los que ha destruido, según 140 años de datos

por MAMELA FIALLO

Desde que se inventó de la máquina para tejer, hubo resistencia por el temor a causar desempleo. Casi medio milenio atrás, la Reina Isabel I de Inglaterra le negó una patente al inventor por temor a dejar sin trabajo a los tejedores manuales. Siglos después, a principios del siglo XIX, con el auge de la Revolución Industrial, pero sobre todo por la escasez y carestía causada por la costosa guerra contra Napoleón, el temor se agravó, obreros del mismo rubro empezaron a destruir máquinas y prender fuego a fábricas. Y el miedo no ha terminado.

Por ello, economistas de la consultora Deloitte compararon estadísticas del censo en el Reino Unido desde 1871 hasta la actualidad  para hacer un estudio comparativo sobre cómo la maquinaria y la tecnología han influido sobre el empleo. Descubrieron que la máquina suplantó la fuerza física, dejando más tiempo libre y como tal creando más empleo en áreas vinculadas a la salud, bienestar y estética.

Según el informe:

En 1871, 6,6 % de los censados en Inglaterra y Gales se clasificaron como trabajadores agrícolas. Hoy en día el 0.2 % de la población desempeña esas tareas; es decir una caída prominente.

“La tendencia dominante es la contracción de empleo en la agricultura y la manufactura, que se ve más que compensada por el rápido crecimiento en los sectores de atención, creatividad, tecnología y servicios empresariales”.

“Las máquinas asumirán tareas más repetitivas y laboriosas, pero no parecen estar más cerca de eliminar la necesidad de mano de obra humana que en cualquier momento en los últimos 150 años”.

Adicionalmente, indica que en algunos sectores, incluidos la medicina, la educación y los servicios profesionales, la tecnología ha aumentado la productividad y el empleo ha aumentado al mismo tiempo, dice el informe.

De acuerdo al análisis de la Oficina de Estadísticas Nacionales, en el Reino Unido, entre 1992 y 2014, el número de trabajadores en el sector de la salud aumentó de 29,743 a 300,201. Es decir, aumento 909 % en los últimos 20 años.

También en ese mismo lapso de tiempo, el número de asistentes de apoyo educativo aumentó  580 %. Mientras que el empleo en sectores vinculados al bienestar, vivienda y trabajos comunitarios incrementaron 183 %. Asimismo, en ese periodo, creció la cantidad de cuidadores a domicilio 168 %.

En cambio, los sectores donde ha disminuido la mano de obra son:

  • 79 % de caída en tejedores, de 24,009  a  4,961
  • 57 % de caída en mecanógrafos
  • 50 % de caída en las secretarias de la compañía

Es decir, aquellos que han sido reemplazados por procesos de automatización.

El ejemplo más notorio de este fenómeno es cómo la máquina para lavar ropa existe hace décadas en una versión apta para el hogar y reemplazó a una industria casi por completo. Tomando en cuenta que anteriormente se lavaba manualmente en el río, representó un cambio revolucionario.

El informe describe la existencia de este artefacto en el hogar como “una colisión de tecnologías, plomería dentro del hogar, electricidad y la lavadora automática asequible casi ha suplantado totalmente a las grandes lavanderías y el pesado trabajo de lavado manual”.

Sobre este suceso histórico existe un intercambio político. En 1959 los Gobiernos de los EE. UU. y la Unión Soviética pactaron un acuerdo para mejorar el diálogo y el intercambio entre ambas naciones. En Moscú se llevó a cabo lo que se conoce como “

“. El Gobierno de los EE. UU. expuso el prototipo de la casa de un ciudadano promedio. En su interior albergaba la “la línea blanca” de electrodomésticos que incluía una máquina para lavar ropa y otra para lavar los platos, dos cosas impensables en la unión de naciones socialistas. Al líder de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, Khrushev, le pareció innecesario. A modo de burla, preguntó si había una máquina “para meter la comida a la boca y empujarla hacia abajo”.

No obstante, ese invento que hoy damos por sentado como algo cotidiano aligeró horas de carga laboral de labores domésticas; que fue a su vez uno de los tantos facilitadores de la inserción laboral masiva de mujeres en el mercado. Pues, las máquinas se encargaban de las tareas del hogar.
A su vez, por medio del uso de máquinas, la fuerza física siguió quedando relegada como parámetro de utilidad laboral. Esto sumó a la igualdad entre los sexos, dando mayor amplitud a los trabajos. Indica el estudio que: “El fácil acceso a la información y el ritmo acelerado de la comunicación han revolucionado la mayoría de las industrias basadas en el conocimiento”.

 

La maquinaria suplanta el trabajo forzado y aumenta la necesidad de trabajo intelectual, como contaduría. (Gráfico traducido)

Por ejemplo, el censo de 1871 registra que hubo 9,832 contadores en Inglaterra y Gales, y que se ha multiplicado por veinte en los últimos 140 años hasta 215,678.

Trabajos como estos también implican mayor ganancia que aquellos que pueden ser reemplazados con máquinas. Mayores ingresos implica mayor dinero para para gastar en el ocio. Esto crea nuevos empleos para suplir la nueva demanda.

Por ejemplo, en el rubro estético, el trabajo sigue en aumento. Mientras en 1871, había un peluquero o peluquero por cada 1.793 ciudadanos de Inglaterra y Gales; hoy hay uno por cada 287 personas. Es decir que aumentó casi 800 %.

  

El empleo en los bares ha aumentado 400 %. (Gráfico traducido)

Este mismo aumento de gasto en ocio, sugiere el estudio que podría ser uno de los motivos por los cuales han surgido más bares.

“A pesar del declive del pub tradicional, los datos del censo muestran que la cantidad de personas empleadas en bares se multiplicó por cuatro entre 1951 y 2011”, dice el informe.

En retrospectiva, el informe indica cómo la tecnología ha facilitado el acceso a servicios no solo por abaratar los costos por medio de la automatización sino cómo tenemos a nuestro alcance productos que nos ahorran suficiente tiempo para poder hacer no solo lo que debemos sino lo que queremos. Indica, por ejemplo, que en los últimos 25 años el precio de los automóviles en el Reino Unido se ha reducido a la mitad.

Adicionalmente, plantea un interrogante ético, si los trabajos que se han perdido han sido realmente lamentables, pues ante su suplantación ha permitido que seres humanos no sean quienes carguen el peso que puede levantar una máquina sino que ahora se pueden dedicar a tareas que exigen mayor creatividad e ingenio. Al punto que un automóvil podría conducirse solo, aunque esto enfade a muchos taxistas.

Fuentes: DeloitteThe GuardianSmithsonian Magazine

  • Mamela Fiallo traduce al inglés en el PanAm Post. Es profesora universitaria, traductora, intérprete y cofundadora del Partido Libertario Cubano - José Martí e integrante del Área de Estudios Políticos de la Fundación LIBRE.

Link: https://es.panampost.com