Opiniones | Opinions | Editoriales | Editorials

Despliegue de servicios de nube híbrida: ¿Dónde estamos?

 
Picture of System Administrator
Despliegue de servicios de nube híbrida: ¿Dónde estamos?
by System Administrator - Monday, 28 July 2014, 6:37 PM
Colaboradores y Partners

Despliegue de servicios de nube híbrida: ¿Dónde estamos?

por Tom Nolle

Probablemente no hay proveedores de nubes públicas o posibles proveedores que creen que sus clientes no van a exigir la integración de nube híbrida. Casi todos los usuarios corporativos de la nube esperan crear entornos híbridos entre sus centros de datos privados y la nube pública, y un análisis cuidadoso del uso de la nube, incluso entre las pequeñas y medianas empresas, sugiere que alguna estrategia híbrida es probable. Muchas empresas también planean utilizar múltiples proveedores de nube, un pronóstico que se vuelve más probable a medida que el nivel de adopción de la nube se eleva desde la infraestructura, a través de plataformas y hasta el software.

Pero, ¿cuánto apoyo hay allí, de verdad, para los clientes que buscan servicios de nube híbrida? Una razón por la que es difícil de determinar es que no es para nada fácil decidir qué tipo de soporte necesitaría un cliente como ese. De hecho, un proveedor de nube que quiere dar soporte a los clientes de nube híbrida puede tener solo un camino hacia el éxito: seguir la aplicación.

En el mercado actual, hay dos usos de la nube híbrida que introducen complejidad. En el final simple de este espectro hay una relación estática y cooperativa entre un componente de una aplicación alojado en la nube y un componente del centro de datos. En el extremo complejo está la aplicación estallando en la nube que requiere que la nube pública recoja el trabajo a medida que la carga en una aplicación del centro de datos aumenta, con el riesgo de una degradación del rendimiento. La mejor manera de prepararse para la hibridación es abordar estos escenarios –así como las aplicaciones híbridas en el medio– mediante el uso de la gestión del ciclo de vida de aplicaciones como el conductor de los requisitos.

En términos generales, la secuencia del ciclo de vida de la aplicación es desarrollar/adquirir, implementar, integrar y gestionar. La mayoría de los servicios en la nube ofrecen interfaces de gestión que se centran en la fase de despliegue, pero esta es solo una pequeña parte de las necesidades de los clientes de nube híbrida. Los proveedores deben examinar todas estas fases para soportar a los servicios de nube híbrida, y el uso de nube híbrida es probablemente la clave para el mayor segmento de oportunidad de la nube.

Servicios de nube híbrida: Los componentes de la aplicación necesitan directorios

Lo que una aplicación necesita para funcionar y estar conectada entre sus componentes normalmente se ajusta cuando se desarrolla la aplicación. La “componentización” es el resultado de la segmentación de aplicaciones en unidades separadas que luego son integradas en un flujo de trabajo que soporta a sus usuarios. Un proveedor de nube está ofreciendo un conjunto de componentes cuando ofrece software como servicio (SaaS), por lo que los proveedores de SaaS deben definir la forma en que sus componentes están vinculados a otros para crear aplicaciones híbridas. Esto comienza con una buena documentación sobre las interfaces de programación de aplicaciones (API) y un mecanismo específico –es decir, un directorio– para registrar los componentes a medida que están instalados.

"Los proveedores deben examinar todas estas fases del ciclo de vida de las aplicaciones para soportar los servicios de nube híbrida."

Es importante que los proveedores recuerden aquí que si establecen un directorio de sus componentes SaaS, tendrán que proporcionar un mecanismo para que los usuarios agreguen sus propios componentes autohospedados también. Sin ese mecanismo, los proveedores no tendrán disponible un mapa completo de los componentes para la integración posterior.

La implementación es el proceso de asignar recursos a cada uno de los componentes de la aplicación, y la pregunta crítica es qué recursos son realmente necesarios. Todas las aplicaciones y componentes desplegados en la nube deben tener asociado un conjunto de normas para garantizar que los recursos correctos están asignados. Hay dos maneras en que esto se puede hacer hoy: proporcionar un directorio de requisitos que luego son utilizados por el sistema de gestión de la nube, o proporcionando lo que se llama un script DevOps o un modelo que describe el proceso de implementación real como una serie ordenada de pasos. Un proveedor de nube tiene que esperar soportar ambos.

En ambos casos, es necesario disponer de un inventario completo de los parámetros necesarios para orientar la selección de los recursos durante el despliegue de la nube. Para DevOps, la pregunta fundamental es la forma en que se accede a las interfaces de administración en la nube. Lamentablemente, existe una serie de populares herramientas DevOps, incluyendo Chef, Puppet, Juju y Salt. Los proveedores deben revisarlas todas y asegurar que tengan instrucciones claras (y herramientas, en cada caso) para integrar estas con las API de la nube del proveedor. También es muy útil disponer de mapas y scripts DevOps disponibles para el despliegue de las aplicaciones más populares en plataformas de nube, junto con instrucciones sobre cómo modificar esos mapas y scripts para uso de nube híbrida.

En el área de la integración, el requisito clave es ser capaz de acceder a un directorio común para encontrar los componentes de la aplicación cuando han sido desplegados en la nube. Esto es en gran medida un problema de direccionamiento, lo que significa que los mecanismos pueden variar dependiendo de cómo se asignan las direcciones a la nube y los componentes del centro de datos. Los mecanismos de directorio (incluyendo DNS y UDDI) o las "direcciones elásticas", como aquellas que Amazon utiliza ayudan a enlazar los componentes de la nube que podrían ser desplegados en cualquier lugar con otros componentes para intercambiar trabajo. Muchas herramientas DevOps soportan la integración, así como la implementación, y puede ser valioso dar primacía al soporte sobre esas herramientas para animar a los usuarios de la nube híbrida a adoptarlas.

Usted puede ver lo que algunos usuarios y proveedores llaman "servicios de plataforma" o "servicios web" como una extensión de la integración. Un operador que ofrece, ya sea plataforma como servicio o infraestructura como servicio, también puede proporcionar un componente de funcionalidad –que va desde la base de datos como servicio (DBaaS) para el almacenamiento en caché y la entrega de contenido– que puede ser integrado con las aplicaciones de usuario en la nube o con el centro de datos del cliente. Muchos proveedores de nube ven estos servicios de plataforma como un medio de aumentar sus ingresos promedio por usuario y acelerar la adopción de la nube, pero pueden complicar todo el ciclo de vida de aplicación si el proveedor no educar adecuadamente a los clientes.

DBaaS es quizás el mejor ejemplo de esto. Un sistema de almacenamiento en la nube del tamaño de terabytes podría ser accesible desde una aplicación híbrida y un componente interno en el centro de datos utilizando I/O estándar por bloque, pero los costos de acceso y las demandas de la red serían significativos, por no hablar de los efectos sobre el rendimiento. Si en lugar de eso el proveedor ofrece un servicio de "consulta" en la que una consulta SQL se enviara a una base de datos en la nube, solo la solicitud de consulta y los resultados se intercambian a través de la red. Puede ser un importante impulso a la adopción de la nube para aplicaciones de misión crítica, pero sacar ventaja de ello requeriría que los clientes de nube híbrida estructuren sus aplicaciones para enviar consultas en vez de emitir comandos I/O en bloque. Eso significa proporcionar una guía para las aplicaciones incluso en el punto de desarrollo/compra del ciclo de vida.

Todas las aplicaciones empresariales de misión crítica de hoy no van a requerir los servicios de nube híbrida, y sin esas aplicaciones, el espacio de oportunidades para la computación en nube se reduce considerablemente. Soporte bien al cliente de nube híbrida y tendrá la mejor fuente de ingresos posible de la nube, así como beneficios más altos.

Acerca del autor: Tom Nolle espresident de CIMI Corp., una firma de consultoría estratégica especializada en telecomunicaciones y comunicación de datos desde 1982.

Link: http://searchdatacenter.techtarget.com/

1353 words