Opiniones | Opinions | Editoriales | Editorials

Isabel Allende: How to live passionately—no matter your age

 
Picture of System Administrator
Isabel Allende: How to live passionately—no matter your age
by System Administrator - Sunday, 7 September 2014, 11:31 PM
Colaboradores y Partners

Isabel Allende:

How to live passionately—no matter your age

Cómo vivir apasionadamente, sin importar la edad

 

Author Isabel Allende is 71. Yes, she has a few wrinkles—but she has incredible perspective too. In this candid talk, meant for viewers of all ages, she talks about her fears as she gets older and shares how she plans to keep on living passionately.

Video

"Hola, chicos. (Risas) Tengo 71 años. (Aplausos) 

Mi marido tiene 76 años. Mis padres están en los finales de sus 90 años, y Olivia, la perra, tiene 16 años. 

Hablemos del envejecimiento. Les contaré qué siento al ver mis arrugas frente al espejo y ver que se me han caído algunas cosas y no las puedo encontrar.(Risas) 

María Oliver dice en uno de sus poemas: "Dime, ¿qué planeas hacer con tu preciosa y desenfrenada vida?" Yo pretendo vivir apasionadamente. ¿Cuándo empezamos a envejecer? 

La sociedad decide cuándo somos viejos, por lo general es alrededor de los 65, cuando tenemos Medicare,pero en realidad empezamos a envejecer al nacer. Estamos envejeciendo ahora, y todos lo experimentamos de manera diferente. Todos nos sentimos más jóvenes que nuestra edad real, porque el espíritu nunca envejece. Yo todavía tengo 17 años. Sophia Loren, mírenla. Dice que todo lo que ven se lo debe a los espaguetis. Yo lo intenté y engordé más de 4 kilos en los lugares equivocados. El envejecimiento es también cuestión de actitud y salud. Pero mi mentora en este viaje por el envejecimiento es Olga Murray. Esta chica californiana a los 60 años empezó a trabajar en Nepal para salvar jovencitas de la esclavitud doméstica. A los 88 años, ha salvado a 12 000 chicas, y ha cambiado la cultura en el país. (Aplausos) 

Ahora es ilegal que los padres vendan sus hijas en servidumbre. También ha fundado orfanatos y clínicas nutricionales. Ella siempre está feliz y eternamente joven. ¿Qué he perdido en las últimas décadas? Personas, claro, lugares y la energía ilimitada de mi juventud, y yo estoy empezando a perder independencia, y eso me asusta. Ram Dass dice que la dependencia hiere, pero si uno la acepta, hay menos sufrimiento. Después de un muy mal ACV, su alma eternamente joven mira los cambios en el cuerpo con ternura, y él agradece a las personas que lo ayudan. ¿Qué he ganado?Libertad: Ya no tengo que demostrar nada. No estoy atrapada en la idea de quién fui, de quién quiero ser, o qué esperan los demás que sea. Ya no tengo que complacer a los hombres, solo a los animales.

Le sigo diciendo a mi superyó que retroceda y me deje disfrutar lo que todavía tengo. Mi cuerpo puede estar cayendo a pedazos, pero mi cerebro no, todavía. Amo a mi cerebro. Me siento más liviana. No siento rencor, ambición, vanidad, ninguno de los pecados capitales que ni siquiera valen la pena. Es genial soltar. Debería haber empezado antes. Y también me siento más liviana porque no tengo miedo de ser vulnerable. Ya no lo veo como una debilidad. He ganado espiritualidad. Soy consciente de que antes,la muerte estaba en el barrio. Ahora, está al lado, o en mi casa. Trato de vivir a conciencia y estar presente en el momento. Por cierto, el Dalai Lama ha envejecido maravillosamente, pero ¿quién quiere ser vegetariano y célibe? (Risas) 

La meditación ayuda. (Video) Niño: Ommm. Ommm. Ommm. Isabel Allende: Ommm. Ommm. Ahí está. Y es bueno empezar temprano. Ya saben, para una mujer vanidosa como yo, es muy difícil envejecer en esta cultura. Por dentro, me siento bien, encantadora, seductora, sexy. Nadie más ve eso. (Risas) Soy invisible. Quiero ser el centro de atención. Detesto ser invisible.(Risas) (Aplausos) 

Esta es Grace Dammann. Ha estado en una silla de ruedas desde hace 6 años después de un terrible accidente automovilístico. Ella dice que no hay nada más sensual que una ducha de agua caliente, que cada gota de agua es una bendición para los sentidos. No se ve como discapacitada. En su mente, todavía hace surf en el mar. Ethel Seiderman, una luchadora y querida activista en el lugar donde vivo en California. Usa zapatos rojos, y su mantra es que una bufanda es agradable pero 2 son mejores. Es viuda desde hace 9 años, pero no busca otro compañero. Dice que solo hay una cantidad limitada de maneras de meter la pata -- bueno, lo dice de otra forma -- y las ha probado todas. (Risas) 

Yo, por otro lado, todavía tengo fantasías eróticas con Antonio Banderas (Risas) y mi pobre marido tiene que soportarlo. Entonces, ¿cómo mantener la pasión? No puedo querer ser apasionada a los 71 años. He estado entrenando desde hace algún tiempo, y cuando me siento monótona y aburrida, finjo. Actitud, actitud. ¿Cómo entreno? Entreno diciendo sí a lo que venga: drama, comedia, tragedia, amor, odio, pérdidas. Diciendo sí a la vida. Y entreno tratando de mantener el amor.No siempre funciona, pero no pueden culparme por intentarlo. Y, como nota final, el retiro laboral es la jubilación. Jubilación, celebración. Hemos pagado nuestras deudas. Hemos contribuido a la sociedad.Ahora es nuestro momento, un gran momento. 

A menos que uno esté enfermo o sea muy pobre, uno tiene opciones. He elegido mantener la pasión, y comprometerme con el corazón abierto. Trabajo en eso todos los días. ¿Quieren sumarse? Gracias. (Aplausos) June Cohen: Entonces, Isabel...

IA: Gracias. 

JC: En primer lugar, nunca me gusta presumir de hablar en nombre de la comunidad de TED, pero me gustaría decir que tengo la sensación, seguramente compartida, de que sigues siendo encantadora,seductora y sexy. ¿Sí? 

IA: Ahh, gracias. (Aplausos) 

JC: Manos abajo.

IA: No, es el maquillaje. 

JC: Ahora, ¿sería torpe si te hago una pregunta de seguimiento sobre tus fantasías eróticas? 

IA: Oh, por supuesto. ¿Sobre qué? (Risas) 

JC: Sobre tus fantasías eróticas.

IA: Con Antonio Banderas. 

JC: Me preguntaba si tienes algo más para compartir. 

IA: Bueno, una de ellas es que... (Risas) 

En una de ellas pongo a Antonio Banderas en una tortilla mexicana, lo cubro con guacamole y salsa, lo enrollo y me lo como. (Risas)

Gracias. (Aplausos)

Link: http://www.ted.com

1022 words